domingo, 26 de julio de 2009

EL FRISO GÓTICO DE LA CATEDRAL DE JAÉN

video

En la entrada del día 29 de junio, comentábamos las marcas de cantero del muro gótico de la Catedral de Jaén, hoy nos centraremos en la moldura que embellece este muro. De la contrucción de este segundo templo catedralicio sabemos que fue iniciado por el obispo Luis de Osorio (1483-1496) e impulsada posteriormente por el obispo Alonso Suárez de la Fuente del Sauce (1500-1520). El vestigio del muro recto que se conserva en la Calle Valparaíso, nos indica que esta construcción posee seis contrafuertes, dividido en cinco naves siendo la central más ancha que las laterales, con una capilla central cuadrangular potenciada en la época de Suárez de la Fuente del Sauce y un cimborrio que se desplomará en 1.525 siendo el detonante para la construcción de la catedral renacentista.

La moldura gótica flamígera, obra de Enrique Egas, recorre este muro y lo data cronológicamente del año 1.500, aunque las las obras del templo se inician en 1.492. El lenguaje narrativo que presenta este friso a nivel iconográfico y filosófico ha sido estudiado profundamente por Emilio Luis Lara López, que lo vincula a una alegoría de la Resurrección por sus figuraciones humanas y zoomorfas al igual que a la obra de San Agustín La ciudad de Dios. En esta moldura se entremezclan conceptos simbólicos y filosóficos de la cultura occidental y la oriental (neoplatonismo, pensamientos agustiniano, hinduismo...). Posee gran semejanza con los relieves históricos romanos y su lectura hay que realizarla de derecha a izquierda. Analizando su contenido podemos observar que está distribuído en tres modillones bien diferenciados entre sí con los siguientes elementos:

  • Modillón inferior: espigas de trigo y vides (símbolo eucarísticos), granadas (símbolo de la Iglesia y de los Reyes Católicos) entremezclados con hojarasca de cardos y acantos, cintas y otros elementos. Este modillón puede hacer referencia perfectamente al triunfo del cristianismo frente a las otras dos religiones monoteístas: judaísmo e islam. Lara López establece un discurso más elaborado acerca de este modillón vinculándolo con símbolos paganos.

  • Franja central: más ancha que los modillones que la circundan. Aparece decorada con una profusa decoración vegetal carnosa típica del gótico florido, con un marcado ritmo de remates de arquería en los que se entrelazan florones con motivos vegetales, figurativos, piñas, árboles y animales. Lo curioso en esta franja será que a partir del tercer contrafuerte aparecen figuras humanas. Corresponde a dos personas enfrentadas entre sí, con el trasero desnudo y ataviadas con un tipo de capa semi corta. Estos personajes serán judíos conversos y por normativa de los Reyes Católicos estarán obligados a llevar capa y gorro puntiagudo recortado de color burdeos para distinguirlos del resto de la población. A su vez veremos que estos personajes van sufriendo una metamorfósis transformándose en cerdos, porque uno de los insultos que se les va a proferir en la época será el de apodarlos como "marranos". Transformación que veremos concluída a partir del cuarto contrafuerte. Lara López los vincula a figuras zodiacales. Aparecen las conchas o veneras que son clara alusión al Bautismo y también lo podemos vincular a las vieiras gallegas y su gran santuario de Santiago de Compostela que servira de referente para el resto de Catedrales y santuarios españoles. En los águlos internos que conforman el quinto y sexto contrafuerte podemos apreciar que aparecen dos cabezas: la de un judío converso con el gorro puntiagudo y la de un felino, que hacen alusión al Bien y al Mal y a diversas lecturas.

  • Modillón superior: aparece corrido sin ninguna moldura ni elemento decorativo, quizá haciendo alusión al judaísmo e islám que son sometidos por el cristianismo.

Completa este friso esculturas de gárgolas que sirven como surtidores de agua al igual que la esculturilla de la "mona de la Catedral" que ya comentamos anteriormente en otra entrada. Por último hacer mención del estado de conservación del mismo, señalar que al estar realizada esta moldura con una piedra más porosa está bastante deteriorada además el cableado eléctrico que posee restándole belleza visual al contemplarlo.

fotografías: archivo Seturja.

No hay comentarios:

Publicar un comentario